Aquest lloc web utilitza cookies per recopilar informació estadística sobre la navegació dels usuaris i millorar els seus serveis amb les seves preferències, generades a partir de les seves pautes de navegació. Pots canviar la configuració o obtenir més informació a la nostra Política de cookies.

Blog

¿Qué necesitas, un Quiromasajista o un Fisioterapeuta?

¿Qué necesitas, un Quiromasajista o un Fisioterapeuta?

Es frecuente que muchas personas confundan el quiromasaje con la fisioterapia y crean que estos dos perfiles profesionales desempeñan el mismo trabajo, así que creemos que es importante hablar de las diferencias y de como son percibidas socialmente.

La principal diferencia entre ambas es que la disciplina de fisioterapia es un grado universitario, mientras que la de quiromasaje o masajista es un título privado concedido por escuelas con formación no reglada.

¿Para quién está indicado el Quiromasaje?

El quiromasaje, sobre el que ya hablamos en el anterior artículo, se centra en la habilidad a la hora de realizar masajes manuales haciendo pequeños movimientos con las manos sobre la zona del cuerpo del paciente a tratar. Los objetivos principales de esta terapia es reducir el estrés muscular, eliminar toxinas y bajar la presión sanguínea para mejorar el estado anímico.

El quiromasaje es adecuado como un complemento, un valor añadido. Entre los principales beneficios del quiromasaje destacan la relajación, la revitalización, la preparación y la recuperación de la musculatura para para la actividad física, la mejora de la flexibilidad, la activación y mejora de la circulación sanguínea y la eliminación de toxinas.

Este conjunto de técnicas se usan principalmente para prevenir potenciales dolencias y mejorar la calidad de vida a través de masajes hechos de forma manual. Se considera como una terapia alternativa de gran utilidad pero al no ser una profesión sanitaria reconocida como tal, todavía existe controversia sobre su efectividad terapéutica y si debería formar parte o no del conjunto de los profesionales del sistema sanitario.

 

La figura del Fisioterapeuta

Los fisioterapeutas son sanitarios que trabajan en la prevención y mantenimiento de salud y la rehabilitación de dolencias o lesiones. Estos profesionales tienen una formación académica superior y utilizan recursos homologados para tratar a sus pacientes. Los ejercicios que utilizan a la hora de tratar a sus pacientes son reconocidos por los organismos oficiales.

La fisioterapia no sólo se centra en ejercicios hechos a mano sobre la zona adolorida del paciente sino que también incluye una serie de dispositivos para comprobar el valor de la afectación y fuerza muscular de la zona adolorida. Estas pruebas sirven para tener más datos sobre las lesiones y saber, a ciencia cierta, como se tiene que actuar en cada caso. La fisioterapia es una ayuda en el diagnóstico de los pacientes que permite tener más información sobre su evolución y sus lesiones. La figura del fisioterapeuta está muy bien valorada y es una de las más demandadas a la hora de curar posibles lesiones y reducir el dolor de los músculos y articulaciones.

fisioterapia y rehabilitación

La fisioterapia es la herramienta ideal para los pacientes que necesitan rehabilitarse de posibles dolencias como trastornos genéticos, accidentes o lesiones de deportistas. Algunas personas  utilizan de forma más habitual este servicio, como es el caso de aquellos que han sufrido un accidente de tráfico y su propio médico les recomienda esta terapia para ayudarles a recuperarse y volver a dar forma a sus músculos. Es muy importante que en casos así, nuestro médico de cabecera nos diagnostique y sepa trasladarnos a un profesional de la fisioterapia.

Conclusión

Como ya se he comentado, las profesiones sanitarias son las que recoge la ley. Masajista o quiromasajista  no es una profesión sanitaria en España. Así pues, el masaje debe entenderse como una terapia relajante, y únicamente se utilizará para tratar una patología cuando así lo prescriba un fisioterapeuta o médico.

Sería un gran avance que el quiromasaje estuviera regulado, porque facilitaría que la formación fuera completa y reglada. Al estar bajo la supervisión de las administraciones educativas y sanitarias, se evitaría que hubiera cursos de quiromasaje con contenido y horas lectivas incompletos, insuficientes para poder realizar su función con seguridad.

Como ocurre en muchas otras profesiones, entre al fisioterapia y el quiromasaje existen discusiones sobre las competencias de cada profesión. Es cierto que un quiromasajista, incluso teniendo una muy buena formación, no se puede ni debe comparar con un fisioterapeuta, por lo antes citado en cuanto a formación, pero no es menos cierto que tiene la capacidad y los conocimientos para poder aumentar el bienestar de cualquier “cliente” que vaya a su gabinete o consulta.

Articles Relacionats